SMILEY «El símbolo de la generación de la casa ácida».

 

Claro ejemplo de un logo convertido en emoji el cual hoy en día factura más de 500 millones de dólares.

«Diseñado originalmente en los años 60 como un logotipo para una compañía de seguros, el rostro sonriente fue secuestrado brevemente por la contracultura estadounidense en los años 70, antes de volver a la conciencia popular con acid house a finales de los años 80» 

Es bien sabido que, con la llegada de la era digital, los emojis han llegado a convertirse en un nuevo lenguaje universal. El peculiar icono -conocido como Smiley– es un logo que cuando nació costó 45 dólares, pero ahora factura 500 millones. Esta famosa carita amarilla con una peculiar sonrisa fue creación de Harvey Ball artista ingles quien diseño la familiar cara amarilla para un cliente que solicitó un logo para levantar los ánimos de sus empleados en la oficina.

Con una inversión de 10 minutos y un pago de 45 dólares, Ball creó la popular carita feliz durante 1963, pero no fue hasta la década de los 70’s cuando el logo comenzó a convertirse en marca.

 

 

LA RELACIÓN CON LAS MARCAS 

El logo comenzó a ganar popularidad tras la llegada del año 1996 casi a punto de que la era digital llegara y el in

terés de las audiencias comenzaban a demandar la comunicación directa y personal. Fue hasta entonces cuando Loufrani aprovecha para darle nombre y crear una marca registrada pues hasta el momento solo contaba con propiedad de dicho Smiley, con lo que cada persona podría llamarlo como quisiese. Así nació The Smiley Company.

Ya para el año 2001 Loufrani hace el lanzamiento de 470 versiones de esta peculiar carita, lo que es a bien suponer que fue el primer conjunto de emojis en la historia todo bajo la marca de The Smiley Company la cual inicia a venderse como licencia para las marcas Samsung y Nokia.

 

Un logo creado en 10 minutos logró convertirse en toda una marca que genera facturas millonarias año con año.Lo que las marcas y los creadores deberían de tomar de este ejemplo es el tratar con más rigor las acciones para proteger su propiedad intelectual, pues es un activo que aporta el 80 por ciento del negocio para cualquier empresa, de acuerdo con IE Business School.

Visita su sitio web para conocer los productos alrededor de la marca que se han creado.  https://www.smiley.com/

You May Also Like

Los 5 libros que salvaron mi vida en la universidad

Coca Cola Modifica su Logotipo

Cinépolis y Su Polémico Rebranding

Editorial Impronta: desenterrando un arte perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy link
Powered by Social Snap