Diseño de E-book VS Libros impresos

Leer es una actividad común ya sea por placer, obligación o de manera autodidacta, es algo de todos los días y como todas las artes la literatura fue alcanzada por la tecnología y con ello el diseño ha tenido que adaptarse a los cambios y las preferencias de muchas personas. Como ya lo eh mencionado en publicaciones anteriores el diseño de un libro requiere de dedicación y un trabajo arduo y por supuesto una preparación para su salida, muchos ya conocemos el proceso de preparación para imprimir un libro, pero ¿Cuántos de nosotros conocemos el trabajo editorial detrás de un E-book? En este artículo lo descubriremos.

Según  Emy Armañanzas Sodupe (Dr en periodismo) el E-book tuvo su nacimiento dentro del proceso de edición de los libros impresos, en los años 70 ya se utilizaban ordenadores para trabajar los textos por lo tanto dentro de la relación escritor-editor ya existían las lecturas digitales, claro que entonces leer en un monitor era sumamente incómodo y cansado para la vista, fue hasta el año 1995 cuando Amazon lanzó su plataforma de compra de libros electrónicos y más adelante en el año 2007 el de su dispositivo portátil para descarga de libros “Kindle” a pesar de que este no fue el primer dispositivo portátil para la descarga y lectura de libros digitales si fue el más revolucionario hasta la llegada del iPad de Steve Jobs en 2010.

Hoy en día podemos leer un libro en cualquiera de nuestros celulares, esto despierta el reciente debate entre elegir libros impresos o e-books, pero no es el tema que nos interesa. 

Desde que los libros comenzaron a digitalizarse para leerse en ordenadores ha habido varias consideraciones acerca del diseño comenzando con cuestiones técnicas como añadir luz a las pantallas que al mismo tiempo se hacían con un display mate que reducía la reflección de la luz y pequeñas cuestiones de diseño cómo el cambio de las tipografías cuadradas que solían utilizarse, a fuentes más legibles en el caso del Kindle, sin embargo la llegada del iPad permitió que el diseño estuviera más trabajado y tomando en cuenta los siguientes puntos:

Formato-  Como vimos anteriormente hay diferentes dispositivos para leer e-books y con ellos han aparecido nuevos formatos de archivos como ePub o AWZ, pero la más usada y que puede leerse en cualquier dispositivo es el PDF que además conserva las características del diseño sin importar las veces que sea transferido.

Tipografía- Tal y como en las publicaciones impresas se utiliza una tipografía seria, las más comunes son Georgia y Times por su legibilidad en un puntaje de 13 puntos.

Maquetación: En cuanto este punto, sabemos de entrada que no podemos trabajar de la misma manera que con un libro impreso, el E-book se libra de los requerimientos y cuidados de la preprensa pero a cambio necesita de otras cosas y nos ofrece otras posibilidades por ejemplo ya no tenemos que preocuparnos por dejar espacio para el encuadernado pero a cambio sí de dejar descansos visuales y elegir una tipografía adecuada para que leer en el monitor sea menos-cansado, también podemos trabajar en los ya conocidos PDF interactivos que nos permiten añadir recursos de apoyo a la lectura como videos y enlaces a sitios web relacionados, esto es más común en los E-books educativos. 

Amigos como lo he repetido en publicaciones anteriores la tecnología avanza muy rápido y el diseño se adapta a ella, a pesar de que a simple vista el diseño editorial de Ebooks e impresos no parezca muy diferente es algo que como diseñadores debemos tener presentes para que podamos adaptarnos a esta nueva era.

You May Also Like

Los 5 libros que salvaron mi vida en la universidad

Coca Cola Modifica su Logotipo

Cinépolis y Su Polémico Rebranding

Editorial Impronta: desenterrando un arte perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy link
Powered by Social Snap