Austral Intrépida: Arte y diseño juntos

 

Uno de los mayores problemas que muchos teníamos en la escuela era que nos hicieran leer una novela o texto clásico que a todas luces parecía algo completamente aburrido sobre todo si la portada de estas lecturas era más parecida a un pergamino antiguo de la biblioteca de Alejandría que a un libro.

Sin embargo con el tiempo se fueron adaptando estas obras para hacerlas más atractivas al público. Una de las más destacadas y quizás la más reciente es la de la editorial Austral Intrépida en colaboración de Grupo Planeta y un equipo de diseñadores e ilustradores quienes actualizaron la imagen  de 20 clásicos de la literatura. Hoy les hablaré un poco de este re-diseño y del trabajo que hay detrás de él.

Para empezar quiero mencionar el diseño editorial de los interiores: Adaptar un texto no es una tarea fácil para un diseñador, muchos recordaremos esas largas horas luchando con InDesing para evitar que nuestro texto tuviera ríos, viudas, huérfanas o demasiadas palabras cortadas. Este aspecto es lo primero que aplaudo de este proyecto ya que para empezar el número de caracteres por línea está adaptado a un lector de poca experiencia (según De Buen)  lo que hace el texto más accesible a lectores principiantes o en este caso para los niños, su público meta. Además de la selección de una tipografía serif adecuada, margenes generosos con el descanso visual y nuestros enemigos antes mencionados a raya.

Continuaré con el aspecto físico de estos libros, su tamaño de 13 x 17.5 cm  los hace fáciles de transportar, sus páginas de Bond ahuesado a una tinta (Incluya imágenes o no) facilitan la lectura reduciendo la reflexión de la luz de un papel blanco. Finalmente los exteriores suaves los hace ligeros reforzando el primer punto.

Ahora vamos  punto más importante y que en lo personal me tiene fascinada: El diseño de las portadas. Laura Comellas directora de arte y diseño de este proyecto nos dice que:

 “Cada título es representado por medio de un lettering que transmite el carácter y el universo de cada narración.”

Esto lo podemos apreciar perfectamente en las portadas  que a simple vista, parecen ser el trabajo de un equipo de diseñadores con el mismo estilo cuando en realidad se trata de cuatro agencias de diseño y seis diseñadores independientes todos especializados en el lettering y la ilustración (Tanto tradicional como digital) este aspecto le dio una riqueza visual al proyecto que no hubiera tenido de haber sido realizada por un sólo equipo.
La dirección fue tan precisa que según el estilo de cada diseñador se le asignó una obra que se acoplara a su trabajo.
Por ejemplo la de “El libro de la selva” que estuvo a cargo de David Sierra cuyo trabajo se caracteriza por el uso de diferentes colores y texturas, así como integrar el lettering dentro de la ilustración. ¿Qué podría ser más apropiado para el ambiente de la selva? Podemos apreciar cómo en el trabajo final nos hace sentir que nos adentramos realmente en la vegetación que caracteriza este escenario.

Tenemos también el trabajo de Joan Quiros quien fue responsable de  “El rey Arturo y sus caballeros de la tabla redonda” A diferencia de David el estilo de Joan tiene volumen y utiliza texturas de elementos reales (En este caso el metal) que representa el material del que está hecha la espada del Rey Arturo, además de que su lettering se acerca más al estilo gótico muy utilizado durante la edad media (el contexto histórico de la obra).

Finalmente analizaremos brevemente  el trabajo realizado por el artista Pete Lloyd quien tiene un estilo más realista parecido al de los cómics o animes japoneses, sus ilustraciones bien podrían ser fotografías con el detalle que pone en ellas, esto le ha dado la oportunidad de realizar trabajos de publicidad para la empresa “Honda” que normalmente se harían con un montaje fotográfico.

Era de esperarse que le fueran asignadas dos obras de Julio Verne, este autor (A pesar de ser un escritor de ciencia ficción) siempre partía de la vida cotidiana de sus personajes lo que de la mano de la ilustración de Pete le da al lector una idea del realismo fantástico que presenciará en la obra.

En fin podría hacer un análisis completo de cada una de las portadas con los estilos de estos artistas pero este post sería demasiado largo, así que para concluir quiero decir que esta edición especial de “Austral intrépida” es un ejemplo preciso de un trabajo en equipo bien realizado y una dirección sobresaliente, el resultado es increíble y yo como lectora y diseñadora no podría estar más feliz.

Bueno esta fue la publicación de hoy aquí abajo dejaré los links para que conozcan mejor el trabajo de estos artistasy su proceso creativo en las portadas de las que se hablaron en este post.
Si alguno es fanático de la lectura dejaré hasta abajo el link de mi página personal dónde me dedico a escribir algunas historias cortas.

You May Also Like

Los 5 libros que salvaron mi vida en la universidad

Coca Cola Modifica su Logotipo

Cinépolis y Su Polémico Rebranding

Editorial Impronta: desenterrando un arte perdido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copy link
Powered by Social Snap